Animales

Un caballo modelo: la raza árabe

Un Caballo Modelo La Raza Arabe

La raza de caballos árabes es la más pura y antigua, son caros por su belleza y prestigio. Su capacidad de inteligencia, gran velocidad, los fuertes lazos de amistad que hacen con las personas y capacidad de resistencia; son características tan preciadas. La combinación de esos detalles combinada con una antigüedad de más de mil años, es la destacada entre otras razas equinas.

Esta especie la utilizaron los europeos para mejorar las razas continentales, cruzando sementales árabes con yeguas europeas. Tiene una fisonomía distinguida; su gran movilidad se debe al arco que se forma al unir la cabeza y el cuello, le facilita cambiar de dirección con soltura y rapidez, suele llevar la cola en alto y la cabeza erguida. Sus ojos son negros vivos y expresivos, rodeados de una piel muy fina en los párpados y las orejas son pequeñas con puntas convergentes, su cola es alta y textura sedosa.

Como otros caballos de sangre caliente, la sensibilidad e inteligencia de los árabes permiten un aprendizaje rápido y mejor comunicación con sus jinetes, aprenden malos hábitos con la misma rapidez que los buenos hábitos; pueden rápidamente perder la confianza en quien lo monta o no tolerar prácticas de entrenamiento  abusivas. En la actualidad tres grandes grupos: el que procede de la parte europea de Turquía y Asia Menor, el proveniente de la región comprendida entre Damasco y el río Eufrates, y el caballo de Berbería, en el norte del continente africano.

Sobre esta especie, hay una leyenda:

“El Caballo Árabe”

“Las tribus beduinas del desierto creían que el caballo era un regalo de Dios y escribieron muchos cuentos románticos sobre el tema, una leyenda cuenta que Dios formó el desierto y el viento sur en una criatura que “volará sin las alas” siendo este el caballo árabe. No importa como el caballo vino al desierto ni como el beduino los tomó como miembros apreciados de sus casas; se seleccionaron caballos individuales por naturaleza mansa, afectuosa,  mirada llamativa y espíritu orgulloso tal como la raza es conocida por hoy.

El caballo árabe también fue engendrado para resistir viajes largos por el desierto y las guerras tribales, el beduino desarrolló caballos con fuerza,  valor y vitalidad que requirieron para su supervivencia la velocidad y la sensibilidad que las necesitó para ganar las escaramuzas tribales desarrollollándo una lista significante de atributos. Cuando los europeos buscaron mejorar sus sillas de caballo, se importaron caballos árabes para cruzar con especies nativas. El procedimiento normal era usar puros de raza árabe, sobre todo los sementales.

El Turco de Byerly, Darley arabian y Godolphin arabian son eminentes en genealogías del Animal de raza inglesas. Los planes de mejora similares tuvieron lugar en Francia, Alemania, España, Polonia, Hungría, y Rusia. Hoy, se encuentran árabes a lo largo del mundo y la sangre de flujos de caballos árabes en todo las razas de caballos ligeros. Los criadores beduinos antiguos tuvieron cuidado para guardar líneas puras y fue celosamente defendido la pureza de sus caballos. Como resultado han pasado siglos y hoy la raza no puede confundirse con otra. La cabeza tiene un perfil cóncavo característico con ojos prominente, orificios nasales grandes y hocico pequeño. En el color entran el gris, castaño, bahía, color miel o un negro sólido ocasional.”

Imagen: Equusarabians