Animales

Un poco de historia acerca de los perros y los hombres (I)

un-poco-de-historia-acerca-de-los-perros-y-los-hombres-i

La relación entre los perros y los hombres se remonta a los antecesores de ambos: el hombre primitivo y los lobos. Como muchas cosas en la naturaleza es una relación que ha nacido de la mutua conveniencia, o para ponerlo en términos más amables, de las ventajas que ambos se sacaban entre sí. Se han encontrado esqueletos de esos hombres primitivos y de lobos en las mismas zonas, datando dichos hallazgos de hace unos 40 mil años. Eso no quiere decir que convivieran en ese entonces.

En realidad compartían el mismo tipo de alimentación, por lo que es lógico que se encontraran en las mismas zonas. Ambos mamíferos eran en ese entonces carroñeros. Esto quiere decir que no cazaban, sino que se alimentaban con los restos de animales cazados por otros. No mataban: comían animales muertos de otra forma. Con la evolución las cosas fueron cambiando.

El desarrollo de la inteligencia de esos hombres les permitió cazar animales. Para eso no se podían valer de ventajas físicas, ya que no eran ni más fuertes ni más rápidos. Solamente que siendo más inteligentes pudieron desarrollar armas que les permitieron compensar las desventajas físicas.

Pero aquí es que surge la asociación con esos lobos, posteriormente perros. Ellos ofrecían una ventaja importante que es tener sentidos más hábiles, sobre todo olfato y oído. Cazar juntos era beneficioso para ambos. Esta alianza de cooperación dataría de unos 10 mil años, o tal vez algo más.

En un post siguiente veremos como esta relación fue transformándose hasta la actual.

Imagen: flickr.com