Adopción

Un tigre de bengala como mascota

tigre

En los últimos tiempos nos encontramos muchos tipos de mascotas exóticas, pero algunas historias se llevan la palma. Por ejemplo, las que hoy os contamos: tigres adoptados en un hogar como si de gatitos se tratase.

Comenzamos hablando de dos de ellos, Janda y Saber. La dueña de estas peculiares mascotas vive en Estados Unidos y se llama Janice Haley. Una mujer de 57 años, sin duda profunda amante de los animales, que cierto día decidió liarse la manta a la cabeza, dejar su empleo como administrativa y realizar un curso para cuidado de tigres (en Estados Unidos parece que no es difícil encontrar formación de cualquier cosa). Tras finalizarlo, a los dos años, llegó el primer tigre a su hogar: un cachorro al que llamó Chuffer. No contenta con ello, en 2002, amplió su peculiar familia felina con la llegada de Janda. Al morir Chuffer, decidió adoptar al que ha sido el tercer tigre en su vida, Saber. Actualmente, éste y Janda viven felices con Janice, tan mansos como cualquier minino (o más que algunos…), disfrutando del jardín y de la comida casera con la que les agasaja su dueña. ¡Incluso se dejan cepillar como si nada!

No parece que estos enormes tigres se aburran para nada: en “su” jardín: cuentan con todo un parque de atracciones para ellos solos. Si queréis verlo, no os perdáis el vídeo.

No es el único caso de personas que han decidido adoptar estos felinos como mascotas, demostrando que muchas veces los lazos de cariño y familiaridad socavan cualquier instinto agresivo, siempre que exista un cuidado adecuado. Os mostramos otro vídeo, esta vez de una familia brasileña, que no tiene uno o dos… sino nada menos que siete tigres en su hogar. Se trata de un caso diferente, en el que los animales fueron rescatados de un circo en el que vivían en malas condiciones. Sus dueños, al contrario que Janice, no tenían experiencia previa con tigres, pero aun así afirman que la adaptación ha sido perfecta, y la convivencia diaria no supone ningún problema.