Animales

Una idea muy creativa para mantener las calles limpias

Si hay algo que ha costado y aún cuesta mucho, es hacer entender a los dueños de los perros que tienen que limpiar lo que el perro ensucia en sus paseos, más claramente sus deposiciones. En todo el mundo se han hecho campañas más o menos efectivas en este sentido  y los pueblos más educados lo han comprendido más rápidamente. A otros nos cuesta mucho más, pero lo vamos haciendo.

Lo que llama la atención es el estilo de campañas que se hacen. En una ciudad taiwanesa nada parecía funcionar hasta que hicieron una campaña con estímulos. Cada persona que entregara en la municipalidad una bolsa con los excrementos de perro, recibiría a cambio un billete de lotería. El resultado de la campaña no se ha hecho esperar. En muy pocos días más de 4 mil personas entregaron 14.500 bolsas con excrementos caninos. Una señora ha puesto tanto empeño que ha obtenido un premio especial, que ha sido de un lingote de oro. Parece que las cantidades que ha llevado han sido de verdad llamativas.

Como el resultado ha sido mucho mejor del esperado piensan mantener la campaña por un tiempo más. El premio, un billete de lotería me parece ideal, ya que es una expectativa de ganancia pero no una ganancia en si misma. Tienta y no sale caro.

Algunos pueden ver mal que se pague por cumplir con algo obligatorio, pero el punto es que esto implica un cambio cultural o habrá que obligar a los que pasean su masctoca a tomar cursos al respecto. Hasta no hace tanto era normal pasear el perro y que deje todo sucio.