Animales

Una muestra muy graciosa del amor

mother, child boy and pet dog playing together indoor

Muchas parejas tienen sus mascotas durante años y, durante ese tiempo, la atención y cuidados en el hogar están destinados en un ciento por ciento hacia ellas; de pronto llega un nuevo integrante a la familia y las cosas cambian un poco.

Cuando nace nuestro primer bebé suele suceder que, involuntariamente, dejamos de prestar el mismo nivel de atención que antes brindábamos a nuestras mascotas.

Si bien esto es totalmente normal y comprensible, debemos tener en cuenta que nuestras mascotas puedan sentirse un poco relegadas y celosas.

Lo que no significa que nuestro bebé corra algún riesgo, sino más bien, podemos esperar que de alguna forma quién se sienta desplazado nos lo haga saber.

Este es el caso del pequeño perro de esta familia, ansioso por demostrar a sus amos que él es capaz de hacer aquello que el pequeño recién llegado aún no logra hacer.

Realmente es una situación muy divertida y graciosa; pero no olvidemos que nuestras mascotas también tienen sus sentimientos, dejarlos de lado por la llegada del bebé no es una buena idea.

Hazte un momento cada día para hacerle sentir que aún lo quieres y que nada cambiará aunque la familia crezca más y más.