Adopción

Una original campaña para la adopción de perros

Terrier Mix Dog Holding Adoped Sign

Las adopciones de perros han crecido en los últimos años. Parece que cada vez son más las personas que se conciencian de que es mejor dar un hogar a mascotas abandonadas que buscar la excelencia de pedigrí y demás detalles accesorios. Por desgracia, todavía hay mucho camino que recorrer.

Por este motivo, la tienda de mascotas mejicana +Kota decidió poner en marcha en el pasado mes de noviembre una campaña publicitaria para fomentar la adopción de perros en el Distrito Federal. Diseñada por la empresa Young & Rubicam y en colaboración con diversos refugios, el objetivo era conseguir que más y más personas se interesaran por la posibilidad de traer mascotas a su hogar dándoles una segunda oportunidad de formar parte de una familia. ¿Cómo conseguirlo? Pues de la mejor manera en que pueden desarrollarse las campañas publicitarias: consiguiendo un efecto llamativo que invite a pararse y mirar.

Así que, ni cortos ni perezosos, los creativos decidieron soltar por la ciudad un buen número de perros sin dueño… paseándose solos. Es decir, con una correa que no agarraba nadie. Parecían, a todas luces, suspendidas en el aire, mascotas llevadas por un dueño invisible. Desde luego, todos nos pararíamos si viéramos algo así por la calle, ¿verdad?

¿Queréis comprobar si tuvo efecto? Aquí abajo tenéis el vídeo con las imágenes y los encuentros que se grabaron.

http://www.youtube.com/watch?v=bN3ScgE8O-o

Cada perro tenía, además, un flyer explicando en qué consistía aquella iniciativa. El resultado de la campaña fue más que exitoso. En las semanas posteriores, hasta 221 de estos perros sin hogar se convirtieron en las nuevas mascotas de personas a las que se les grabó el mensaje a fuego en la mente. Una lección que debe perdurar mucho más, desde luego, sobre todo ahora que se aproxima la fecha de Reyes y muchos cachorros entrarán en nuevos hogares. Si nos estamos planteando un regalo de este tipo, pensemos que podemos hacer feliz a uno de estos pequeñajos que esperan encontrar cariño más allá de las paredes de un refugio.