Belleza y Moda

Una pecera muy, muy pequeña

Tener una pecera no es para cualquiera. Requiere de dedicación y mucho cuidado, además de un tiempo y lugar suficientes. Pero, por lo visto, no siempre es así, ya que existen peceras pequeñas que no nos dan tanto trabajo, ni requieren de disponer de un espacio tan importante.

En esa tarea de búsqueda de peceras pequeñas me encontraba, cuando me he topado con esta verdadera monada. Se trata de la pecera más pequeñita del mundo  y alberga obviamente que a un pez muy, muy pequeño.

Es una obra de Anatoly Konenko. Las medidas con casi irrisorias. su largo es de 24 mm, la altura de 30 mm y la profanidad es de apenas 14 mm. Con estas medidas os imagináis que la cantidad de agua es minima: 10 ml.

Salvo las dimensiones, en todo lo demás es como cualquier pecera, con su vegetación en el interior. Obviamente que las plantas son también mínimas.

Imagen: mejoresmascotas.com