Adopción

Ventajas de adoptar un gato adulto

Street cat lying on the porch of an old wooden house

Todos los cachorros, aún los de los animales menos agraciados en cuanto a belleza se refiere, son lindos. Eso si como un gato bebé no hay. Es el cachorro más lindo y más gracioso de todos, por lo que es lógico cuando vamos a adoptar, quedar completamente prendados con una de esas bellezas de solo dos meses de vida. Dan ganas de llevarse todos a casa sin dudarlo. Si además confiamos en nuestra habilidad para educar un gato (algo no tan confiable en la mayoría de los casos, empezando por mi) vemos solo ventajas.

Libres e independientes

En primer lugar los gatos no son perros, valga la obviedad, por lo que la educación no es ni parecida. En todos los gatos que he tenido en mi vida he aprendido mucho de ellos, pero ellos casi nada de mí. Son animales espectaculares pero de verdad libres e independientes. Obviamente que se los educa, pero no es tan simple modelar su carácter como lo es en un perro.

Tienen su vida propia

Si por casualidad nos toca uno de esos gatos muy dinámicos y curiosos, que los hay y muchos, debemos tener claro que tal vez requieran de un tiempo de dedicación igual o mayor que un perro. Hay que jugar con ellos, darles y cambiarle juguetes, presentarles desafíos, pero sobretodo, intentar cansarlos. No hay mascota más enajenada que un gato muy activo. Puede ser que duerma 18 horas, pero eso es justo cuando estamos despiertos. Las otras 6 las dedica a sus ruidosas investigaciones y juegos. Tu vida rondará en cómo vencer la fatiga, mientras el gato disfruta de sus gritos y saltos.

Adopta un gato adulto si la idea es tener un gato tranquilo de compañía.