Adopción

Ventajas de adoptar una mascota

206 SU1HXzMwMzggY29weS5qcGc=

El verano es un buen momento para adoptar una mascota. Tenemos más tiempo libre para poder dedicarlo a nosotros mismos y al cuidado necesario de una mascota con las ventajas que nos aporta tener un animal de compañía. Tanto si estamos solteros cómo si estamos casados y con niños pequeños, adoptar una mascota es algo positivo.

Un perro o un gato no es solo una mascota. Nos aporta compañía, cariño y atención. Podemos jugar con él y enseñarle a hacer muchas cosas( aunque no la declaración de la renta). Por eso, vamos a destacar algunas de las ventajas de adoptar una mascota este verano.

-Compañía y seguridad. Con una mascota en casa nos sentimos acompañados. Es especialmente recomendable si vivimos solos, nos sentimos tristes y queremos tener algo de compañía. Además nos sirve de protección frente a intrusos no deseados cómo efecto de disuasión.

-Ejercicio físico. Si adoptamos un perro nos hacemos cargo de una vida así que adquirimos un compromiso con su bienestar. Acompañarlo a pasear y hacer sus necesidades es una obligación que nos obliga a hacer ejercicio diario. Nos vendrá especialmente bien si somos una persona sedentaria ya que nos hace realizar más ejercicio.

-Beneficio para los niños. Si tenemos hijos pequeños, tener un perro aporta algunos beneficios: adquieren responsabilidad en su cuidado y alimento, tienen un compañero fiel y que les quiere incondicionalmente y aprenden a relacionarse con su entorno( recomendable si nuestro hijo es muy tímido). Se forja, de esta manera, una relación basada en la confianza y el amor mutuo.

No es necesario un gran desembolso económico ni una gran inversión de tiempo. Hay muchas organizaciones que recogen perros abandonados o víctimas de maltrato a los que podemos acudir para elegir al nuevo miembro de nuestra familia. La adopción de perros es algo muy habitual. Siempre teniendo en cuenta nuestras circunstancias y nuestro modo de vida. No es lo mismo vivir en la ciudad o en el campo, en una casa o en un bloque de vecinos o si tenemos hijos o no los tenemos. Hay una mascota que se adapta mejor a una forma de vida u otra.