Animales

Vivir con un gato en casa

En un post anterior comentábamos el tipo de comportamiento social de los gatos, sobretodo en comparación al de los perros. Mientras que estos son animales muy sociables que necesitan pertenecer a un grupo, el gato es un animal poco o nada sociable, si bien puede convivir sin problemas. El punto es que su naturaleza no lo lleva a intentar satisfacer a otros, sino a si mismo.

Como todo felino le gusta sentir que es el quien manda. Y eso lo establece con claridad eligiendo lugares muy altos desde donde observa. Es como el Rey León. Pues el primer consejo es que no se le debe permitir estar en un lugar m;as alto que nosotros, para que no sienta que el manda.

A los gatos nos les gusta recibir órdenes. Eso los asusta o los pone agresivos. El tono cuando hablamos con el gato o le estamos diciendo un No tiene que ser autoritario pero no gritando. Al gato hay que hablarle bien.

Al perro le interesa nuestra aprobación, al gato ni un poco.

Imagen: protectoraalborada.org